WASHINGTON (AP) — El Departamento de Justicia de Estados Unidos lanzó una campaña en cinco ciudades del país para combatir un incremento de la violencia con armas de fuego frenando el tráfico ilegal y enjuiciando a personas que ponen armas en las manos de delincuentes.

El secretario de Justicia Merrick Garland lanzará fuerzas especiales contra el tráfico de armas en Chicago, Nueva York, Los Ángeles, San Francisco y Washington, D.C. La gestión incluye un incremento de la presencia de agentes del orden en las llamadas áreas de suministro — ciudades y estados donde es más fácil obtener armas de fuego que más adelante son traficadas a otras ciudades con leyes más restrictivas.

Aparte de dar prioridad a los crímenes con armas de fuego, las fuerzas especiales adoptarán el intercambio de datos de inteligencia y enjuiciamientos entre jurisdicciones, dijeron funcionarios del departamento. Las autoridades además han colocado agentes federales en unidades de homicidios de departamentos de policía en todo el país, han desplegados expertos adicionales en delito y realizan barridas de fugitivos para arrestar apersonas con órdenes de arresto pendientes por delitos violentos.

Los crímenes violentos, particularmente asesinatos y tiroteos, han subido en muchas ciudades del país y el gobierno del presidente Joe Biden busca ayudar a las comunidades azotadas por la violencia. Pero la iniciativa lanzada esta semana difiere de otros esfuerzos federales recientes contra la violencia porque no va a enviar agentes federales ni fiscales a ciudades con aumentos de delitos. Funcionarios del Departamento de Justicia dijeron que las fuerzas especiales buscan ser un esfuerzo a largo plazo para combatir el tráfico de armas.

No existe una ley federal para el tráfico de armas, por lo que los agentes federales a menudo tienen que apoyarse en otros delitos, como mentir en un formulario para una compra de armas, para enjuiciar causas de tráfico o frenar compras intermediarias de armas, en las que personas adquieren armas legalmente y entonces las proveen a personas que no pueden poseer un arma legalmente.

Las autoridades esperan que el nuevo plan significará que fiscales federales en algunas de las áreas de suministro presenten cargos en más de esas causas.

Aunque los delitos están subiendo en muchas ciudades en estados Unidos, la tasa general de delitos violentos sigue siendo más baja que hace una década, e incluso que hace cinco años.

Copyright 2021 The Associated Press. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido sin permiso.

0
0
0
0
0

Recommended for you