{{featured_button_text}}
Rey de España aboga por pluralidad y libre expresión en Cuba

El rey Felipe VI de España se toma fotos con empresarios españoles durante una reunión en la comunidad española en La Habana, Cuba, el miércoles 13 de noviembre de 2019.

LA HABANA (AP) — El rey Felipe VI de España, de visita oficial en Cuba, abogó por un futuro con diversidad política y libertad de asociación y expresión para la isla.

El monarca español concluye el jueves la visita a la nación caribeña, donde envió mensajes cautos, pero claros sobre su esperanza de que Cuba eventualmente cambie su modelo político.

Sin hacer alusión directa, el rey expresó la víspera su expectativa de que la isla tenga un modelo pluripartidista y garantice el acceso de otros grupos distintos a los gubernamentales a los medios de comunicación.

“Cuál será ese futuro es algo que tiene que dilucidar el propio pueblo cubano. Los cambios en un país no pueden ser impuestos, tienen que nacer de dinámicas internas”, expresó el monarca en un discurso la noche del miércoles durante una cena de gala junto al mandatario cubano Miguel Díaz-Canel y altos funcionarios del gobierno.

“Es necesaria la existencia de instituciones que representen a toda la realidad diversa y plural que existe de los ciudadanos y que éstos puedan expresar por sí mismos sus preferencias y encontrar, en esas instituciones, el adecuado respeto a la integralidad de sus derechos incluyendo, entre ellos, la capacidad de expresar libremente sus ideas, la libertad de asociación o de reunión”, agregó el rey.

La visita de los reyes de España a la isla, que comenzó el martes, fue duramente cuestionada en el país ibérico por los sectores más conservadores que le criticaron su respaldo al gobierno de Díaz-Canel.

La gira se realiza, además, en un año de fuerte endurecimiento de las sanciones de Estados Unidos a Cuba, con las que busca asfixiar económicamente a la isla para lograr el cambio de modelo. Entre las medidas se encuentran el retiro de diplomáticos, limitaciones para viajes, listas negras de empresas y persecución de las navieras que traen petróleo a la nación caribeña.

El presidente Donald Trump incluso autorizó un capítulo de la Ley Helms-Burton que permite a sus ciudadanos establecer pleitos contra compañías de terceros países que usen propiedades nacionalizadas por la revolución. Firmas como la española Meliá han sido demandadas y otras correrían el mismo riesgo.

Díaz-Canel respondió a los comentarios del rey durante la cena de gala.

“Para entender lo que hacemos y entender también nuestras limitaciones es necesario ante todo comprender y reconocer cuánto nos condena el injusto bloqueo norteamericano”, dijo el mandatario, quien agradeció al rey el apoyo de España en contra de las sanciones.

Actualmente el Partido Comunista de Cuba (PCC) es el único con reconocimiento legal en la isla y las autoridades insistieron que en su modelo la unidad es la garantía de no ser sometidos por Estados Unidos como antes de la revolución de 1959.

La víspera el rey se reunió con empresarios y residentes españoles a los que garantizó el apoyo ibérico ante la Ley Helms-Burton y las sanciones estadounidenses, en sintonía como lo hizo en los meses pasados la Unión Europea.

El miércoles por la noche el rey y su esposa Letizia se encontraron con miembros de la sociedad civil cubana como el escritor Leonardo Padura, emprendedores y periodistas de medios independientes online que se incrementaron en los últimos años pero que las autoridades consideran al servicio de grupos interesados en destruir a la revolución.

Los reyes no se reunieron con disidentes políticos.

En su discurso durante la cena de gala Felipe VI tuvo también palabras para defender una ampliación del espacio legal a los pequeños empresarios que tienen un reconocimiento limitado y a los cuales se permitió desarrollarse en la isla a partir de las reformas iniciadas por Raúl Castro desde 2010.

Medios de prensa locales informaron que fuera de todo programa, el rey tuvo una visita de cortesía al expresidente y actual secretario del PCC, Raúl Castro.

El jueves, su último día en Cuba, visitaron el Museo de Bellas Artes, a donde se expone el autorretrato de Goya, pintado en 1815, y cedido temporalmente por el Museo Nacional del Prado a la isla.

Además recorrieron en la capital las instalaciones de un centro científico antes de viajar a la oriental ciudad de Santiago de Cuba y despedirse de la isla en horas de la tarde.

La visita tuvo lugar en el marco de los 500 años de fundación de La Habana que se producirá el sábado.

-------------

Andrea Rodríguez está en Twitter como www.twitter.com/ARodriguezAP

Be the first to know

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.

Copyright 2019 The Associated Press. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido.

0
0
0
0
0