Rancho Laguna Farms de Santa María aumenta el pago de los trabajadores agrícolas después de que protestaran

Rancho Laguna Farms de Santa María aumenta el pago de los trabajadores agrícolas después de que protestaran

La solicitud de aumento de salario para los trabajadores esenciales originó por la crisis COVID-19

Rancho Laguna protest (Spanish)

El trabajador agrícola José Luis Ramírez Carrera, con camisa azul, da el visto bueno después de entregar una lista de peticiones a Driscoll's en Santa María en busca de un aumento salarial para los trabajadores esenciales durante la crisis del COVID-19.

Rancho Laguna Farms en Santa María ha aumentado el salario de los trabajadores agrícolas de $1.90 a $2 por caja de fresas, después de que los trabajadores presionaron para recibir salarios más altos para ayudarlos a superar la pandemia de COVID-19.

Sin embargo, los trabajadores continúan presionando por su objetivo de ganar $2.15 por caja de bayas, y actualmente están en conversaciones con el propietario de la granja Larry Ferini, así como con la compañía de bayas Driscoll's, que suministra Rancho Laguna.

El esfuerzo para mejorar los salarios en Rancho Laguna comenzó en abril y ha implicado una huelga de 100 personas el 4 de mayo, presuntas represalias por parte del agricultor, y después de semanas de rechazo por parte de los supervisores para discutir la solicitud, asistencia de la organización local sin fines de lucro Central Coast Alliance United para una Economía Sostenible (CAUSE por sus siglas en inglés).

El trabajador agrícola José Luis Ramírez Carrera, quien supuestamente fue despedido por la granja en mayo, dijo que continuamente les pedía a sus supervisores que pasaran las solicitudes de un aumento, pero que sus solicitudes fueron rechazadas incluso cuando pidió reunirse con los funcionarios. "Les pedimos que sean más considerados, que nos paguen un poco más por caja. En mi opinión, $2.15 como mínimo es justo", dijo Carrera, hablando en Mixteco a través de un traductor proporcionado por CAUSE.

Las granjas de California tienen la opción de pagar a los trabajadores, que se consideran "empleados esenciales", ya sea un salario mínimo de $13 por hora, o una cierta cantidad por caja de productos. Si bien la tarifa por caja de Rancho Laguna cumple con el salario mínimo, los trabajadores argumentaron que necesitan más paga para alimentar a sus familias y otros gastos.

"Este aumento se trata de ayudar a los trabajadores esenciales durante este tiempo tan necesario", dijo la organizadora de CAUSE, Hazel Davalos. Claire Wineman, presidenta de la Asociación de Productores y Remitentes de los Condados de Santa Bárbara y San Luis Obispo, dijo que es difícil determinar una tasa de pago promedio para los trabajadores agrícolas localmente más allá del salario mínimo, y dijo que los productores deben tener en cuenta los desafíos del mercado competitivo. "Debido a eso, tener una compensación competitiva y estable sigue siendo una alta prioridad", dijo Wineman. El trabajador agrícola Benito Torres, que participó en la huelga del 4 de mayo, dijo que los supervisores les dijeron a él y a otros trabajadores que si no les gustaban las condiciones de trabajo en la granja, podían irse. Los funcionarios de la granja llamaron a la Oficina del Sheriff para responder a la huelga, lo que provocó que los trabajadores se sintieran intimidados y muchos creyeran que habían sido despedidos, dijo Torres a través de un traductor.

Tomando acción

Después de la huelga y la llegada de los asistentes del alguacil, los organizadores de CAUSE presentaron un informe ante la Junta de Relaciones Laborales Agrícolas alegando represalias ilegales de Rancho Laguna contra los trabajadores en huelga, que ahora está bajo investigación. Las amenazas, castigos o represalias contra los trabajadores por quejas relacionadas con los salarios pueden resultar en una multa de $10,000 para los empleadores, según el Departamento de Relaciones Industriales de California.

Dávalos dijo que la respuesta de la granja a la huelga dio como resultado que algunos trabajadores nunca recibieran una compensación adecuada, lo que debe remediarse. "Algunos trabajadores regresaron y otros no", dijo Davalos luego de la huelga. “Definitivamente queremos dejar en claro que el caso se trata de represalias ilegales. Están trabajando activamente para ver si pueden reincorporar a los trabajadores y pagarles los salarios perdidos de ese día". El 28 de mayo, CAUSE organizó una petición firmada por 75 trabajadores de Rancho Laguna pidiéndole a Driscoll que responsabilice a su proveedor, la cual se ofreció a los empleados en la ubicación de Driscoll en Santa María, pero finalmente se rechazó.

La semana pasada, Driscoll's dijo en un comunicado que la compañía apoya la elección de los trabajadores de presentar un informe ante la junta, pero que no tienen voz en la situación. “Somos conscientes de que una queja relacionada con una disputa salarial que involucra a uno de nuestros productores independientes, Rancho Laguna Farms, se ha presentado ante la Junta de Relaciones Laborales Agrícolas de California. Si bien Driscoll’s no tiene un rol ni una posición legal en este proceso, estamos en comunicación con todas las partes involucradas ", según el comunicado. Después de reunirse con el presidente de Driscoll, Soren Bjorn, el 30 de mayo, y luego no escuchar respuesta alguna durante más de una semana, los organizadores presentaron el martes 58,000 firmas de todo recolectadas alrededor del país pidiendo a Driscoll que respondiera. La petición fue aceptada por el personal de Driscoll.

0
0
0
0
0

Be the first to know

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.

Related to this story

Most Popular

Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

News Alerts

Breaking News