Subscribe for 33¢ / day
022718 Hancock gift 1.jpg (Spanish)

Representantes de Rabobank sostienen un cartel que muestra la cantidad de $1 millón (la donación más grande que el colegio ha recibido en su historia).

Los funcionarios del colegio comunitario de Hancock College y los miembros de la comunidad apenas podían contener su entusiasmo el martes, cuando un representante de Rabobank le presentó al plantel estudiantil la donación de $1 millón de dólares, la contribución más grande que Hancock College ha recibido en su historia. El dinero será destinado para el Programa Promesa.

Lanzado en agosto de 2017, este programa garantiza a estudiantes recién graduados de las escuelas preparatorias dentro de los límites del distrito de Hancock College poder asistir su primer año al colegio sin pagar los costos de matriculación, y que se inscriban de inmediato en el colegio.

Desde que se anunció el programa (que comenzará el año escolar 2018-1919), la universidad ha visto que el número de solicitudes de estudiantes del área se ha duplicado, hasta 1,000, comparado a las aproximadamente 400 enviadas en 2017.

"No queremos hablar sobre los estudiantes que superan las probabilidades; queremos cambiar las probabilidades para nuestros estudiantes", dijo el presidente de Hancock, Kevin Walthers, a la multitud reunida en el área de Commons en el campus de Santa María. "La Promesa es fundamental para poder lograr ese objetivo, nos permite decirle a los estudiantes de preparatoria: ‘si te gradúas de una escuela en nuestro distrito ... puedes matricularte en Hancock sin tener que pagar los costos del primer año'".

Los administradores iniciaron una campaña de dotación de cinco años y $10 millones en diciembre para garantizar un futuro financiero sostenible para el programa. En los tres meses desde que hizo público, el colegio ha recibido el apoyo abrumador de donantes individuales, organizaciones y clubes de servicio en toda la comunidad. El regalo de Rabobank dobla la cantidad prometida a la dotación, la cual ha recibido más de $3 millones en contribuciones.

Dan Stevens, director de operaciones de Rabobank, habló sobre el compromiso de la compañía y su inversión personal para que el programa Promesa tenga éxito.

"El compromiso con la Promesa es personal para mí", le dijo a la multitud. Stevens, uno de 12 hermanos, es hijo de una maestra de educación especial y un oficial de policía. Él creció en el lado oeste de Chicago. Sus padres lo instaron a él y a sus hermanos (cinco de los cuales se convirtieron en educadores) a obtener una educación superior a pesar de la carga financiera, una lección de vida que sigue siendo muy relevante para él hasta el día de hoy.

“Renunciaron a tanto por nosotros. La educación me ha permitido ejercer una profesión que para un niño del lado oeste de Chicago es solo un sueño”, dijo Stevens. "No quiero que sea un sueño para los estudiantes de nuestra comunidad: quiero que sea una realidad, un compromiso y una promesa. La educación no debe ser un privilegio para unos cuantos, sino una oportunidad para todos los que quieran crecer, desarrollarse y ampliar sus opciones".

Stevens dijo que la donación de $1 millón de dólares demuestra el compromiso de Rabobank de servir a la comunidad, y explicó que los ejecutivos en cada uno de los principales mercados de la compañía reciben asesoría sobre cómo hacer donaciones de un grupo de liderazgo comunitario. Si bien la educación puede ser una inversión individual, dijo que tiene un gran impacto colectivo en la comunidad de Santa María”.

"La educación es fundamental para el futuro de la fuerza laboral de nuestra comunidad", dijo Stevens, invitando a los clientes y socios del banco a que contribuyan al programa. "Invertir en el Programa Promesa es una oportunidad que no podemos dejar pasar. Hancock es un faro increíble de esperanza y luz, y estamos orgullosos de respaldar a Hancock y a este programa".

En agradecimiento por la donación de $1 millón, los administradores de la universidad y los funcionarios del comité estudiantil aprobaron el cambio de nombre del Centro Estudiantil al "Centro Estudiantil Rabobank". La universidad planea instalar señalización para denotar el cambio de nombre del centro para estudiantes durante una ceremonia a finales de este verano.

Subscribe to Breaking News

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.
0
0
0
0
0