{{featured_button_text}}
041019 McKenzie Career Day (Spanish)

La bombera de Guadalupe, Alice Saucedo,  dirige una orientación ante estudiantes de 6º grado de la escuela primaria McKenzie Intermediate School.

El capitán de bomberos de Guadalupe, Patrick Schmitz, estima que durante sus 11 años en el departamento, ha hablado con cientos de estudiantes ansiosos e interesados en su profesión. En ferias de carreras, recorridos de la estación de bomberos e incluso en eventos especiales, Schmitz y sus equipos a menudo responden preguntas sobre cómo es rescatar a las personas y lo difícil que es conducir el gran camión rojo.

Como parte del Día de la Carrera Anual de la escuela primaria Kermit McKenzie Intermediate School, Schmitz y la bombera Alice Saucedo hablaron con estudiantes curiosos el miércoles por la mañana sobre su equipo de seguridad (algunas configuraciones pesan más de 100 libras), las escaleras que usan para escalar techos y edificios (algunas miden hasta 100 pies) y la herramienta de rescate hidráulica capaz de arrancar puertas de automóviles.

"Todos los estudiantes irán a la universidad o tendrán alguna profesion en sus vida”, explicó el coordinador del Día de la Carrera, Robin Ilac, "por eso es que dedicamos tiempo a mostrarles que hay muchas oportunidades diferentes y carreras en nuestra comunidad".

Schmitz y Saucedo le dieron a algunos de los 600 estudiantes de la escuela una perspectiva a lo que conlleva convertirse en bombero. Otros escucharon a 24 representantes profesionales (administradores de bancos, soldadores, ingenieros e incluso miembros de las fuerzas armadas) sobre cómo la educación y la perseverancia les ayudaron a establecerse en sus profesiones.

Aunque cortar puertas y combatir llamas es una parte importante de sus deberes, Schmitz dijo que los estudiantes a menudo no se dan cuenta de que ser bombero requiere de entrenamiento y educación compleja. Además de poder soportar las demandas físicas del trabajo, los bomberos deben completar la capacitación de técnicos en emergencias médicas y graduarse de la academia de bomberos.

"Es importante siempre recordarles a los niños que necesitan continuar su educación universitaria para poder cumplir con sus metas del futuro”, dijo Schmitz. "Hay muchos aspectos técnicos; hay que saber calcular y medir para poder hacer nuestro trabajo".

Si bien muchos estaban ansiosos por declarar su deseo de convertirse en bomberos y combatir incendios, Schmitz dijo que últimamente ha respondido una pregunta redundante de varias jovencitas: ¿Puedo ser bombera?

"Es un malentendido creer que las chicas no pueden ser bomberas", dijo. "Ese no es el caso. Sí, es una industria dominada por los hombres en la actualidad, pero eso no significa que las niñas no puedan ser bomberas".

Con la ayuda de estudiantes de Hancock College, Dylan Cuellar, estudiante de 6º grado de McKenzie, soldó dos piezas de metal como parte de una breve lección sobre soldadura. A pesar de que disfruta del arte y la lectura y está interesado en aprender sobre los infantes de marina de los Estados Unidos, Cuellar dijo que su experiencia aprendiendo sobre soldadura le resulto interesante.

"Me gusta", dijo. "Lo que más me interesó es cómo funcionan el casco y el soldador".

Ilac dijo que el evento está diseñado para despertar la curiosidad de los estudiantes y motivarlos para que se mantengan en el camino adecuado para adquirir una profesión.

Subscribe to Breaking News

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.
0
0
0
0
0