Subscribe for 33¢ / day

Presuntos miembros de la pandilla MS-13 acusados de asesinato, conspiración y cargos criminales por actos pandilleriles se declararon inocentes el viernes pasado y negaron todas las acusaciones contra ellos dos años después de haber sido arrestados durante la Operación Matador.

Regresarán a la corte el 16 de marzo para una conferencia de preparación y acuerdo.

Doce de los hombres, supuestamente participantes en la infame banda transnacional MS-13 o Mara Salvatrucha, están vinculados a 10 homicidios no resueltos que ocurrieron en Santa María entre 2013 y 2016. También se alega que el grupo conspiró para matar a más de una docena de personas.

Dos hombres más han sido acusados de cargos de conspiración de asesinato.

Los agentes de policía vincularon a los acusados con una oleada de homicidios durante un período de tres años desde enero de 2013 hasta marzo de 2016. Durante 2015, el número de agresiones y homicidios en la ciudad aumentó drásticamente.

En marzo de 2016, la policía de Santa María ejecutó una operación, un esfuerzo colaborativo denominado Operación Matador que resultó en una docena de arrestos en la ciudad y las áreas circundantes, incluyendo Bakersfield, Oxnard y Ventura.

Los sospechosos fueron acusados por un gran jurado en julio de 2016. Las acusaciones contienen 50 cargos por delitos graves y el asesinato de 10 personas y daños causados a 14 víctimas vivas.

Los cargos incluyen 10 cargos de asesinato en primer grado, con circunstancias especiales de asesinato múltiple, acecho y actividades pandilleriles ilegales. Los hombres también enfrentan acusaciones especiales por usar una arma de fuego para cometer crímenes.

La Fiscalía del Condado de Santa Bárbara ha optado por no solicitar la pena de muerte por los cargos de homicidio en primer grado, pero si cárcel de por vida sin la posibilidad de libertad condicional si los acusados son condenados.

Según la acusación, 12 hombres fueron responsables de las muertes por disparos en 2015 de los residentes de Santa María Oscar Joaquín, 17; Ulises García-Mendez, 17; y Brayan Arturo Mejía-Molina, de 18 años, así como los tiroteos fatales en 2016 de Javier Murillo-Sánchez, de 23 años; y Aaron Sánchez Hernández, 23; Agustín Jaime Montano-Barajas, 29; y Alexis Morales, 25.

0
0
0
2
1