{{featured_button_text}}
040119 Mendoza congressional award 01.jpg (Spanish)

Anahí Mendoza, de Santa María ha sido nombrada como una de las 6 mujeres del año por el representante del congreso, Salud Carbajal.

Una activista por los derechos de los inmigrantes de Santa María ha sido reconocida por el representante del congreso, Salud Carbajal, como una de las seis mujeres concreciónales del año.

El premio, que se otorga anualmente para coincidir con la conclusión del Mes de la Historia de la Mujer, reconoce a las mujeres en el Distrito 24 del Congreso "que han hecho un impacto positivo en sus comunidades", según el personal de la oficina de Carbajal.

Anahí Mendoza, de Santa María, se une a Jill Anderson, de Lompoc; Tania Israel y Yessenia Marroquín, de Santa Bárbara; Sandi Sigurdson, de San Luis Obispo; y la Dra. Leola Dublin Macmillian, de Morro Bay, como mujeres reconocidas este año.

"Me sentí honrada", dijo Mendoza. "Hay muchas personas excelentes en Santa María que están haciendo grandes esfuerzos para crear un cambio aquí".

Durante el año pasado, Mendoza dirigió el Centro de Defensa Legal para Inmigrantes del Condado de Santa Bárbara, una organización sin fines de lucro que recluta abogados voluntarios en la Costa Central para representar a los inmigrantes detenidos durante los procedimientos federales de inmigración. El grupo también lleva a cabo talleres para informar a los inmigrantes sobre sus derechos en caso de que alguna vez se encuentran con funcionarios de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos.

Para Mendoza, el trabajo es vital y altamente personal. Las áreas rurales a menudo carecen de acceso a los recursos disponibles en las grandes áreas metropolitanas, dijo.

A la edad de 4 años, Mendoza y su familia se mudaron a los Estados Unidos desde la Ciudad de México, en última instancia, se quedaron más tiempo de lo que su visa les permitía y se instalaron en un apartamento de una habitación en Isla Vista. Aunque actualmente se beneficia del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) de la era de Obama, Mendoza dijo que ha estado consciente de su estado legal y de todas las limitaciones que lo acompañan desde la infancia.

"Hubo muchos momentos durante mi desarrollo, en los que no estuve en el mismo nivel que mis compañeros", explicó. Ella no pudo asistir a un viaje a Washington, DC, para jóvenes líderes para participar en un programa de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

"Me sentía tan frustrada", continuó Mendoza. "Fui nominada para recibir oportunidades que aunque era seleccionada, no podía hacer".

Mendoza y su familia se mudaron a Santa María al comienzo de su primer año de preparatoria. Durante un año, su transporte a la escuela Dos Pueblos en Goleta era el autobús Clean Air Express. Se transfirió a la escuela preparatoria Santa María High School el próximo año.

"Todo lo que escuché sobre Santa María fueron los estereotipos tradicionales: que había muchas peleas y que nadie iba a la universidad", recordó. "Pero luego entré, y no fue lo que pensé que sería".

En Santa María High, Mendoza ayudó a establecer la organización, Gay-Straight Alliance de la escuela y fundó un Dream Club para fomentar la tolerancia y la comprensión de los estudiantes indocumentados. Su profesor de historia, Jeff Cooper, la alentó a postularse para las escuelas de la Ivy League y otras universidades de élite. Ella también fue nombrada valedictorian en su generación académicav.

Mendoza fue admitida en la escuela de sus sueños, la Universidad de California, Berkeley, con una beca completa, una oportunidad que no pudo aprovechar debido a su estatus legal. En última instancia, se inscribió en la Universidad de Harvard y recibió una beca para cubrir los costos de matriculación (la escuela es privada y puede ofrecer ayuda financiera sin importar el estatus migratorio de un estudiante), y se especializó en estudios sociales con énfasis en la política de inmigración y el cambio social en los Estados Unidos. Escribió su tesis sobre la detención de inmigrantes en la frontera sur y fue reconocida por la Casa Blanca como Campeona de Cambio de DACA.

Después de graduarse, aceptó una beca con el Cuerpo de Justicia de Inmigrantes con sede en Nueva York, trabajando principalmente en Texas para realizar entrevistas de "miedo creíble" con solicitantes de asilo. Tomó un trabajo al frente del grupo cuando regresó a la Costa Central, dividiendo su tiempo entre Santa María y Santa Bárbara.

Bajo su dirección, el Centro de Defensa Legal para Inmigrantes del Condado de Santa Bárbara ha reclutado a más de 40 abogados para representar los casos de forma gratuita. Representaron con éxito a su primer cliente el otoño pasado y obtuvieron una fianza de $5,000 para un hombre detenido en el Centro de Detención de Adelanto, al oeste de Victorville, después de que fue liberado de la cárcel del Condado de Santa Bárbara.

Mendoza dijo que también están trabajando para ampliar la educación comunitaria y los esfuerzos de servicio directo.

Be the first to know - Sign up for Breaking News

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.
0
0
0
0
0