{{featured_button_text}}
032719 SMB bowling 01.jpg (Spanish)

La estudiante con necesidades espciales, Rocio Novoa-Alvarez, de la escuela primaria Taylor Elemntary, celebra su acierto durante un juego de boliche junto a el maestro de educación física de la escuela secundaria Fesler Junior , High Schoo, durante el 24º evento anual de Bowl-A-Thon que se llevó a cabo en Rancho Bowl en Santa María.

La forma ideal de jugar boliche para Ángel Zamudio Flores consiste en izar una pelota de seis libras por encima de sus hombros antes de enviarla a toda velocidad por el carril y girar todo su cuerpo.

Enl Rancho Bowl en Santa María, el estudiante de quinto grado de la escuela primaria Liberty School observó cómo su bola rebotaba contra los topes (barreras retráctiles que mantienen la bola fuera del canal) y se acercaba a los pasadores cuidadosamente colocados. Aunque poco ortodoxo en comparación con la entrega suave,fluida y convencional empleada por los jugadores profesionales, su estilo funcionó: siete pasadores cayeron en su primer lanzamiento.

"Me encanta jugar boliche", dijo un Ángel emocionado, mientras celebraba desde el asiento con sus compañeros de clase. "Con la fuerza, es fácil lanzar [la pelota]".

Aunque el ruido del lugar puede dificultar la concentración, el miércoles por la mañana, aproximadamente 100 estudiantes de educación especial del Distrito Escolar de Santa Maria-Bonita ocuparon más de 10 carriles de boliche como parte de una lección de educación física única.

La especialista en educación física adaptada, Melissa Pullen, ha coordinado el Memorial Strike a Partnership Bowl-A-Thon de Dick Wicks durante los últimos 16 años. Ahora en su vigésimo sexto año, dijo que el Bowl-A-Thon, que comenzó en 1996 como un evento para recaudar fondos para cursos de educación especial, se ha convertido en un evento muy importante para el currículo educativo del distrito.

Con excursiones a la tienda de comestibles, restaurantes e incluso a la lavandería, las lecciones ofrecen a los estudiantes la oportunidad de practicar habilidades sociales y de vida al mismo tiempo que fomentan su independencia.

Las lecciones como estas les permiten a los estudiantes aprender nuevas habilidades para que puedan participar en la comunidad como adultos, dijo Pullen.

"Es una actividad de ocio que promueve el aprendizaje permanente [y] les permite estar activos y socializar con miembros típicos de la comunidad".

Con sus topes de carril y rampa de boliche, Pullen dijo que este deporte puede ser accesible para estudiantes de diferentes capacidades.

"Realmente es un deporte que cualquiera puede jugar", dijo. "Se adapta al nivel de habilidad de todos y tenemos tecnología de asistencia que permite a los estudiantes participar de la mejor manera".

A pesar de jubilarse de la escuela primaria, Adam Elementary, el ex maestro de educación especial Jim Pennell se pusó los zapatos de boliche el miércoles por la mañana y entrenó al equipo de la escuela. Mientras estaba familiarizado con la lección educativa del evento, dijo que el ambiente "le pareció un gran paseo estudiantil".

"Normalmente, solo somos nosotros jugando boliche, pero muchos [de los niños] estaban conscientes y felices de ver a sus padres ahí", dijo. "Estaban felices y tratando de mostrar de lo que son capaces de hacer".

Subscribe to Breaking News

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.
0
0
0
0
0