Después de casi un año de estar limitado a servicios virtuales y al aire libre, las congregaciones de iglesias y parroquias en Santa María ahora pueden volver a sus actividades religiosas en interiores de manera limitada después de una reciente decisión de la Corte Suprema.

La decisión del 5 de febrero del máximo tribunal del país declaró que el Departamento de Salud Pública de California no podía prohibir el culto en interiores sobre la base de la prevención COVID-19, después de meses de tensión y demandas en torno a las restricciones estatales a las reuniones en el interior y las libertades civiles de feligreses de la iglesia.

Los servicios en interiores estaban restringidos anteriormente en el nivel púrpura, el más restrictivo, donde la mayoría de los condados del estado todavía se encuentran a sí mismos. La regla, sin embargo, permite que los lugares de culto en todos los condados reanuden los servicios de interior a una capacidad del 25% siguiendo pautas de protección como el uso de cubre bocas y distanciamiento social.

En First Christian Church, ubicada en la calle South College Drive, el pastor Jim Larrabee dijo que el domingo marcará el primer servicio de interior desde el inicio de la pandemia, con servicios virtuales y en coche que también se siguen ofreciendo para satisfacer las preferencias que tiene su grupo de congregantes.

"Este será nuestro primer domingo y veremos qué tal nos va. Prevemos tener entre 80 y 100 personas [dentro]. Hay mucha gente en nuestra congregación que está entusiasmada con esto", dijo Larrabee.

En el santuario, que puede albergar hasta 200 personas al 25% de su capacidad, se requerirá que cada congregante lleve cubre bocas y respete la distancia social. Ofrecer la Sagrada Comunión en el interior se suspende por el momento, dijo Larrabee.

Aunque las pautas estatales para las iglesias restringen el canto y las alabanzas en interiores como una forma de prevenir la propagación de gérmenes, Larrabee dijo que no impedirá que los asistentes lo hagan.

"Hemos elegido cantar, aunque limitamos el número de canciones y fomentamos el uso de cubre bocas ", dijo. "Cantar es algo que la gente viene a hacer aquí; no vienen aquí sólo para ponerse de pie y observar”.

La Arquidiócesis de Los Ángeles, que supervisa las parroquias católicas en los condados de Santa Bárbara, Ventura y Los Ángeles, compartió las nuevas pautas del estado el 6 de febrero con las parroquias locales.

"Aunque todavía se recomiendan las misas al aire libre, si tienen la intención de continuar con la misa en interiores, asegúrate de limitar la asistencia al 25% de la capacidad de la iglesia, y continúa implementando todos los protocolos de seguridad", dijo la Arquidiócesis en un comunicado.

La misa diaria en la Iglesia Católica de Santa María de la Asunción en Santa María se ha trasladado inmediatamente al interior tras la decisión. Sin embargo, los servicios en inglés y español continúan siendo transmisión en vivo en la página de Facebook de la iglesia también.

"Seguiremos respetando las normas de seguridad de sólo 100 personas dentro", dijo la iglesia la semana pasada.

Durante la misa del mediodía del viernes, se podía ver que congregantes tomaban su espacio en los bancos del santuario. Los planes ya están en marcha para tres servicios separados el “Miércoles de Ceniza” bajo la próxima semana.

La Iglesia Católica de San Luis de Montfort en Santa María notificó a sus feligreses las reglas para el lavado de manos y los procedimientos de inicio de sesión antes de entrar en el santuario para la misa diaria. El alojamiento está limitado a 220 personas, y en la Iglesia de San Antonio, ubicada en Los Álamos se pueden permitir un total de 40 personas en este momento.

Los servicios en la Capilla de San Ramón de la parroquia en Sisquoc siguen suspendidos por el momento, según su página web.

0
0
0
0
0

Recommended for you