CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El pop nunca había sido tan introspectivo y reflexivo como en el concierto de Miley Cyrus en el Corona Capital. Cyrus era el acto principal del día, sus fans estaban preparados para una fiesta y la tuvieron, sólo que fue como si la cantante los apartara a una pequeña habitación para confesarles sus sentimientos.

Cyrus destacó que la noche del domingo era muy importante para ella pues está a una semana de cumplir 30 años de los cuales ha pasado 16 siendo una artista con fans por todo el mundo.

La actiz y cantante comenzó su concierto con su éxito “Breaking Ball” con un abultado abrigo negro, boina y gafas para sol. Sus fans gritaban extasiados cada palabra que pronunciaba. También cantó “Nothing Breaks Like a Heart”, “Can’t Be Tamed” y “Mother’s Daughter”, para la cual la acompañó en el escenario su madre Tish Cyrus. “Mother’s Daughter” dice en su letra “Don’t (grosería) with my freedom”, en español sería “no te metas con mi libertad”.

Copyright 2022 The Associated Press. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido sin permiso.

0
0
0
0
0