{{featured_button_text}}

WASHINGTON  — No va a haber un incremento de pagos el año próximo para millones de beneficiarios del Seguro Social, veteranos discapacitados y jubilados federales en Estados Unidos, anunció el gobierno el jueves.

Es apenas la tercera vez en 40 años que los pagos van a quedar sin cambios. Las tres han ocurrido desde el 2010.

La falta de un aumento significa que muchos ancianos pudieran enfrentar costos más altos en el programa Medicare, un asunto que ha generado cabildeo ante el Congreso.

La principal razón para que no haya incremento en las prestaciones es la baja en los precios de los combustibles.

Bajo la ley, el ajuste anual del costo de la vida (COLA) se basa en un índice federal de inflación. Ese indicador fue dado a conocer el jueves.

Hasta el miércoles, el precio promedio del galón de gasolina era de 2,30 dólares, unos 90 centavos menos que el año pasado.

"El factor más importante ha sido el desplome en los precios de la gasolina", dijo Dean Baker, co-fundador del Center for Economic and Policy Research. "No hay mucha inflación en ninguna parte".

El anuncio afecta las prestaciones de más de 70 millones de personas, más de una quinta parte de la población del país.

Casi 60 millones de retirados, trabajadores discapacitados, cónyuges y niños reciben pagos del Seguro Social. El pago mensual promedio es de 1.224 dólares.

El COLA afecta además prestaciones para unos 4 millones de veteranos discapacitados, 2,5 millones de empleados federales retirados y familiares y más de 8 millones de personas que reciben Ingreso Suplementario de Seguridad (SSI), el programa de discapacitados para los pobres. Muchos que reciben el SSI también reciben pagos de Seguro Social.

El Congreso promulgó incrementos automáticos para los beneficiarios del seguro Social en 1975, cuando la inflación era alta y había fuertes presiones para aumentar esos pagos regularmente. Desde entonces, han aumentado un promedio de 4% anual.

Pero en el último decenio, el COLA ha aumentado por ese margen nivel solamente vez. Defensores de los ancianos dicen que años de incrementos mínimos o inexistentes han estado erosionando el poder adquisitivo de las prestaciones, sin importar las cifras oficiales de inflación.

"Existe todo tipo de personas recibiendo prestaciones de retiro ajustadas por el COLA. Esto va a ser otro golpe contra sus ingresos de jubilación", dijo Mary Johnson, de la Senior Citizens League. "Es una cantidad enorme a lo largo de una vida".

Be the first to know - Sign up for Breaking News

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.
0
0
0
0
0