Líderes: presidencia de Trump es contraria al legado de King

ARCHIVO- En esta foto del 16 de enero del 2017, el presidente electo estadounidense Donald Trump estrecha la mano de Martin Luther King III, hijo del líder de la lucha por los derechos civiles Martin Luther King Jr. en la Trump Tower en Nueva York. El primer feriado por el Día de Martin Luther King Jr. en la presidencia de Trump tiene lugar en medio de una tormenta racial creada por el propio Trump. (AP Foto/Andrew Harnik,)

Andrew Harnik

ATLANTA (AP) — El primer feriado por el Día de Martin Luther King Jr. en la presidencia de Donald Trump, que se celebra el lunes, tiene lugar en medio de una tormenta racial creada por el propio Trump.

En la misma semana en la que honró a King, declarando parque nacional el lugar donde nació el líder de los derechos civiles, Trump denigró a prácticamente toda la diáspora africana y dejó a muchos estadounidenses convencidos de que el líder de su país es un racista.

Para los estadounidenses negros en particular, este nuevo insulto de Trump es como un latigazo. Apenas hace un año, el primer presidente negro del país marcó su último Día de Martin Luther King con su usual servicio comunitario. Ahora, su sucesor ha provocado una reacción racial no vista en el país en más de una generación.

Trump niega ser racista. En la campaña de 2016 dijo que era "la persona menos racista que existe". Algunas de sus acciones antes del feriado de este año parecían un intento de mostrar eso.

Comenzó la semana designando el sitio histórico alrededor de la casa natal de King como parque nacional. Para el final de la semana el presidente estaba firmando una proclamación del feriado con el sobrino del difunto activista a su lado, pero entre esos actos, Trump tuvo una reunión con senadores en la Casa Blanca sobre inmigración y denigró a muchas naciones africanas como "países de mierda", al tiempo que expresaba su preferencia por inmigrantes de Noruega, un país mayoritariamente blanco.

Es el tipo de comentario, dicen activistas, académicos y líderes religiosos, que ponen la presidencia de Trump en conflicto directo con el legado de King, quien fue asesinado el 4 de abril de 1968 en medio de su campaña por hacer de Estados Unidos un país más inclusivo.

La hija de King, Bernice King, será la oradora principal en el servicio conmemorativo en honor a su padre en la Iglesia Bautista Ebenezer en Atlanta. Como es costumbre para la mayoría de los presidentes, Trump no asistirá, pero ella espera que el presidente respete el feriado.

"Esto es lo que quiero que haga el presidente Trump: no deje que el Día de King le encuentre usando su cuenta de Twitter de forma inapropiada", dijo Bernice King a The Associated Press en una entrevista. "Si se atreve a hacer eso, yo estaría orgullosa de que en ese día nuestro presidente honró al doctor King no haciendo cosas ofensivas".

Copyright 2018 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

0
0
0
0
0