Susan Salcido

Susan Salcido

Hace más de 30 años Sally Ride se convirtió en la primera mujer en orbitar alrededor de la tierra y a la edad de 32 años también la más joven. Tres años más tarde, Judy Resnik, se convirtió en la segunda mujer en el espacio. También era pianista de conciertos, ingeniero eléctrico y la primera astronauta judía. Ambas deseaban ardientemente ser conocidas simplemente como “astronautas” en vez de ser identificadas por los sub-grupos que también representaban. El trabajo que lograron realizar fue su orgullo y satisfacción.

Al preguntarle una vez porque quería ser astronauta, Judy Resnik contestó con una frase famosa que si habría que preguntar nunca se sabría la respuesta.

Estas mujeres fueron la extensión natural de las mujeres brillantes y exitosas de años anteriores incluyendo aquellas en NASA, cuando la historia de tres profesionales pioneras fue inmortalizada en la reciente película “Figuras Escondidas”. Más recientemente, Amy McGrath se convirtió en la primera mujer de la infantería de la marina en volar una misión de combate en un avión de caza F-18 para operaciones de los Estados Unidos.

El “Poder Femenino” siempre ha sido una fuerza y aun cuando está creciendo a pasos agigantados las jóvenes todavía requieren apoyo a medida que persiguen sus sueños, especialmente en campos tradicionalmente abarcados por el género masculino.

Las “Girl Scouts of América/Guías Scout de América” recientemente añadieron una opción para una medalla al mérito que las jóvenes pueden alcanzar por medio de la obtención de créditos en proyectos STEM – Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas lo cual es una noticia maravillosa. Se debería animar a las jóvenes seguir cualquier camino que seleccionen y donde las llevan sus talentos.

Recientemente la idea del “Poder Femenino” fue puesta de relieve cuando Sylvia Acevedo, CEO/Directora Ejecutiva de las “Girl Scouts of América/Guías Scout de América” visitó el MOXI en Santa Barbara – el Museo Wolf de Exploración + Innovación. Sylvia Acevedo dio crédito a las Girl Scouts/Guías Scout en el lanzamiento de su propia carrera en las ciencias. Ella explicó que algunas de las primeras medallas al mérito de las Girl Scouts/Guías Scout estuvieron basadas en ciencias e ingeniería. Ella misma se especializó en ingeniería de sistemas en la Universidad de Stanford y trabajó como científica en la NASA. Ha sido su meta como CEO/Directora Ejecutiva de aumentar el compromiso de las Guías Scout e incentivar a sus miembros que participen en los campos de las ciencias y la tecnología.

La necesidad de estos esfuerzos está documentada por datos que muestran que las jóvenes en la escuela primaria sobresalen en materias de matemáticas y ciencias a menudo sobrepasando a sus homólogos masculinos. Pero de una forma u otra durante los años de la escuela pre-secundaria o la escuela media, el abandono de estas materias se vuelve dramático y las jóvenes que en cierto momento parecían altamente interesadas y competentes en matemáticas y ciencias optan por cambiar de dirección.

Si esa es su verdadera preferencia, la apoyamos. Sin embargo, si otros factores impactan esa decisión – presión de compañeros o pistas sub-conscientes de personas de autoridad o inclusive mensajes sutiles que ellas realmente no están preparadas para esos campos – y son la causa real del cambio de opinión, entonces esos son puntos que debemos tratar seriamente.

Existe una amplia documentación de la contribución de nuestras comunidades, nuestro país y nuestro bienestar general por jóvenes de todas las edades. Es muy importante hacer todo lo que podamos para apoyar y fortalecer los talentos innatos de todos nuestros estudiantes ya sean varones o hembras. Las necesidades de nuestras comunidades y nuestro país requieren contribuciones de todos los que pueden y no solamente de una parte.

Debemos fortalecer y proporcionar estímulo al “Poder Femenino” como una parte de la solución de los retos a los cuales nos enfrentamos todos.

Por Susan Salcido, Superintendente de las Escuelas del Condado de Santa Barbara

0
0
0
0
0