Bonnie Lady Lee estuvo de pie detrás de una mesa adornada con numerosos animales de peluche y coloridos libros infantiles leyendo a una multitud de aproximadamente dos docenas de padres y niños de la Escuela Primaria Jiménez.

Sentados en bancas frente a su mesa, las familias se paralizaban cada vez más con las rimas y vueltas de páginas. Durante 10 minutos, la noche del jueves, Lee transportó a sus oyentes lejos de Santa María y hacia los bosques de China continental, donde Little Gift, un joven pando, aprendió a hacer palomitas de maíz.

"¿Listo para otro?" le preguntó a la multitud después de llegar al final de esa historia. Aunque pocos hablaron, muchos se quedaron con los ojos abiertos y ansiosos por escuchar lo que vendría después.

Durante los últimos nueve años, Lee, un ex agente de patentes de Tesla Motors, ha viajado por el estado y los EE. UU. como autora e ilustradora infantil. Ahora reside en Nipomo. Lee fue una de más de 400 niños, padres y voluntarios de la comunidad que se reunieron en el gimnasio para participar en la Noche de Alfabetización Familiar de la escuela.

El director de Jiménez, Richard Ruiz, dijo que el evento, planeado en conjunto con el programa nacional de concientización Read Across America (Leyendo a Través de América), brindó a los padres y estudiantes una actividad positiva y orientada a la comunidad.

"El propósito del evento de esta noche no es solo promover la alfabetización, sino cultivar una cultura escolar y una comunidad para nuestros padres", dijo. "Todo se trata de la alfabetización. Queremos que los niños no solo aprendan a leer; también queremos que disfruten de la lectura y desarrollen amor por la lectura".

Lee, que lee con regularidad a niños y familias, dijo que no solo estaba allí para leer, sino para enseñarles a los niños lecciones de vida y sobre el mundo que les rodea. "Todos los libros son historias educativas que tienen una moraleja sin que debas analizarlos tanto", explicó Lee. Dirigidos a niños pequeños, sus libros e ilustraciones enseñan los valores de la amistad ("Oliver the Octopus”/“Oliver el Pulpo"), probando nuevos alimentos cuando eres quisquilloso para comer ("The Down Under Salad Bowl"/”Lo Que Hay Abajo del Plato de Ensaladera”), y los valores de autoestima y perseverancia ("Go Go Sadie"/ “Vamos Vamos Sadie”).

Además de reforzar las lecciones de vida, los libros de Lee presentan una gran variedad de animales exóticos y en peligro de extinción con el propósito de enfatizar la importancia de la conservación.

"Son buenos campeones para educar a los niños sobre su procedencia y su dieta", dijo Lee. "Si no puedes verlos en el zoológico, es posible que no puedas verlos en libertad".

Patricia Velasco dijo que ella y su hija, Natalia, de 9 años, disfrutaron el evento del jueves por la noche.

"Tuvieron una buena combinación de autores y profesores que leían historias a los estudiantes", dijo Velasco. "Eventos como este son importantes para promover la alfabetización y la lectura para los niños. Lo modelan a los estudiantes y los alientan a seguir leyendo".

Outbrain