050917 Science Fair winner 01.jpg (Spanish)

Jennifer Hernández-Mora fue honrada por su brillante investigación sobre la calidad del aire durante la Feria de Ciencias del Estado de California.

Len Wood, Staff

La búsqueda de formas de una alumna de la escuela preparatoria Santa María High School, para ayudar a controlar la contaminación atmosférica en su comunidad, le consiguió una mención honorífica en la Feria de Ciencias del Estado de California que se enfoca en ciencias ambientales. Además, recibió el premio especial de Quality Award, que consiste de 1,500 dólares y fue otorgado por el distrito del control de aire más grande de California.

Jennifer Hernández-Mora pasó 22 días el verano pasado recogiendo datos en un sensor de aire manual para su proyecto, en el cual analizó la contaminación de partículas locales. Su estudio fue parte del Summer Science Institute (Instituto de Ciencias de Verano, en español) de Hancock College, un programa de seis semanas en el que los estudiantes locales diseñan proyectos científicos.

Antes de avanzar a la feria estatal, Hernández-Mora compitió en la Feria de Ciencias del Condado de Santa Bárbara en marzo y ganó una medalla de plata y la oportunidad de competir a nivel estatal a finales de abril.

"Fue genial porque no esperaba ganar en absoluto", dijo Hernández-Mora. "Simplemente fui por la diversión y la experiencia. Estar ahí ya era un gran logro".

El maestro de ciencias de Pioneer Valley High School, Riccardo Magni, quien también dirige el programa de verano en Hancock, dijo: "Estoy muy orgulloso de Jennifer por su arduo trabajo e interés por este tema. Ella hizo un trabajo fantástico. Este programa permite a los estudiantes estudiar con profundidad un concepto científico que encuentren interesante. Aprenden mucho, se divierten y hacen buenas conexiones".

Hernández-Mora fue el segundo estudiante de Santa María High School en asistir a la feria estatal de ciencias.

Con su sensor de partículas de aire manual, Hernández-Mora midió el nivel de una determinada partícula en el aire conocida por causar enfermedades respiratorias y cardíacas. Ella probó los niveles alrededor de su vecindad en el centro de Santa María cuatro veces al día durante los 22 días que duró del programa.

Lo que Hernández-Mora esperaba era que a las 5 p.m. cada día, el nivel de la partícula que estaba investigando incrementara.

Cuando llegó el momento de entregar la información sobre su proyecto a los jueces en la feria estatal, dijo que estaba intimidada porque la mayoría de ellos tenían doctorados o maestrías en campos científicos, estaban trabajando en "trabajos científicos increíbles". Además, ella estaba compitiendo contra otros 900 estudiantes.

"Había tanta gente atraída por la ciencia en un solo lugar, y me encanto estar ahí", dijo, agregando que apreció mucho las preguntas, críticas y consejos que los jueces y sus compañeros le dieron durante su exposición de su proyecto.

"Ella estudió algo que nos importa a todos - la calidad del aire - y presentó un proyecto sobresaliente", dijo Aeron Arlin Genet, director del Distrito de Control de Contaminación del Aire del Condado de Santa Bárbara. "El reconocimiento de sus esfuerzos es muy merecido. Estamos muy emocionados por Jennifer".

Aunque Hernández-Mora no ha decidido qué le gustaría estudiar en la universidad, pero si está segura de que quiere ejercer una profesión relacionada con la ciencia ambiental.

"Este es el aire que respiramos, la hierba en la que nos sentamos", dijo Hernández-Mora. "Es algo de lo que tenemos que preocuparnos nosotros mismos. Quiero que todos puedan disfrutar de los lujos de esta tierra".

0
0
1
0
0