Shooting memorial (Spanish)

Héctor Vargas, de Santa María coloca una vela frente al letrero de una gasolinera ubicada en la esquina de South Broadway y Enos Drive, donde Javier García Jr. Fue asesinado por la policía después de haberse negado a ser detenido en julio del 2016.

Len Wood, Staff

La familia de Javier García Gaona Jr., quien fue baleado y asesinado por policías de Santa María después de haberlos amenazado con cuchillo en la esquina del centro de la ciudad en julio, presentó una demanda el lunes contra la ciudad, el departamento de policía y los oficiales involucrados en el incidente.

La demanda compuesta por 12 páginas fue presentada en la corte federal por los abogados William Schmidt, de Fresno y Eric Schweitzer, de Clovis. Ambos compensación por daños y perjuicios, así como los costos por la contratación de los abogados.

Nombra como acusados a la ciudad de Santa María, al Departamento de Policía de Santa María, a los oficiales de policía Ernie Salinas, Gabriel Álvarez, Will Jackson, Matt Holton, Rafael Torres y oficiales identificados como “Does 1-25 inclusive”.

La demanda es una continuación a una demanda por agravio presentada en agosto, en la cual se exigían $ 3 millones para compensar los daños ocasionados por la muerte de Gaona y que se ofreciera mejor entrenamiento a los oficiales de policía. La demanda también acusaba a los agentes de seguridad de incautación ilegal, uso de fuerza excesiva, y negligencia. La demanda de agravio fue el primer paso hacia la presentación de una demanda legal contra la ciudad.

Antes de que la demanda fuera presentada, la ciudad de Santa María tuvo que negar la demanda civil, y también tuvo la oportunidad de negociar un acuerdo. En agosto, Kristine Mollenkopf, asistente del fiscal de la ciudad, dijo que la ciudad no podía comentar sobre el caso porque "el asunto estaba siendo investigado por la oficina del fiscal del condado y la oficina del alguacil del condado".

Gaona fue fusilado el 20 de julio después de que la policía fuera enviada a la intersección de South Broadway y West Enos Drive frente a la gasolinera de Foods Co. Aproximadamente a las 8:45 a.m., luego de que se reportara a un hombre gritando obscenidades, y golpeando su garganta y pecho. Cuando llegó la policía, trataron de negociar con Gaona, pero sus intentos fracasaron. Los oficiales comenzaron entonces a dispararle con proyectiles de impacto redondo de 40 mm de espesor, que tampoco detuvieron a Gaona.

Gaona fue trasladada al Centro Médico Regional de Marian y murió esa tarde.

"Creemos que fue un tiroteo ilícito, si hubieran tenido suficiente entrenamiento, no habrían procedido a precipitar la situación y disparar al señor García Gaona", dijo Schmidt sobre los oficiales involucrados. "Podrían haber traído negociadores capacitados y profesionales en el entendimiento de los problemas de salud mental. No había prisa. Pero no fue así, sólo empezaron a dispararle con los “proyectiles redondos". Creemos que deberían recibir más entrenamiento y que la familia debería ser compensada por su pérdida."

Schweitzer dijo que el uso de fuerza excesiva fue evidente cuando los oficiales empezaron a disparar los "proyectiles de impacto redondo contra alguien que no representaba una amenaza para nadie más que para ellos mismos".

0
0
0
0
0