Subscribe for 33¢ / day
032618 Hancock debate 01.jpg (Spanish)

Los miembros del equipo de debate en español de Hancock College, Elisa Velasco, izquierda, y Adilene Rojas, derecha, con sus entrenadoras Ana Gómez de Torres y Claudia Díaz, muestran sus premios ganados en una competencia en la Universidad de Cal Poly en la cual el equipo obtuvó el primer y segundo lugar.

Fotógrafo, Len Wood

Después de asistir a un programa introductorio de debate en Cal Poly, cinco estudiantes de Hancock College se inspiraron para iniciar un equipo de debate en español en su escuela, en el cual miembros ya han conseguido algunas victorias.

El equipo, que ha crecido de cinco a 11 miembros desde su comienzo el otoño pasado, regresó recientemente de una competencia en Cal Poly en San Luis Obispo, donde obtuvo el primer y segundo lugar.

Después de que los estudiantes expresaran su deseo de llevar el debate en español a un nivel universitario, las profesoras de español de Hancock College, Ana Gómez de Torres y Claudia Díaz se incorporaron para servir como entrenadoras del equipo.

"Cuando volvimos de Cal Poly, las conversaciones con los estudiantes y su deseo de competir nos llevaron a formar nuestro primer equipo compuesto por cinco (estudiantes)", explicó Gómez de Torres, quien no tenía experiencia en el desarrollo de debates competitivos antes de unirse.

"No hay muchos debates en español a nivel universitario", agregó.

Aunque el programa se ejecuta a través del Departamento de Español de Hancock, Gómez de Torres dijo que los estudiantes no necesitan un dominio del español para participar. Tanto los hablantes nativos como los estudiantes que están aprendiendo español como segundo idioma compiten en el equipo de Hancock.

"Se trata de qué también los estudiantes pueden estructurar y organizar sus argumentos, no necesariamente la estructura de sus oraciones", dijo. "Se trata de su idea y cómo presentan sus argumentos de apoyo".

El equipo se reunió dos veces por semana para practicar entre ellos y con sus entrenadores. Después de una serie de debates amistosos con el equipo de debate en español de Cal Poly, los dos equipos se congregaron para participar en su primera competencia a principios de este mes.

Adilene Rojas, una de las polemistas de Hancock, dijo que no solo estaba intimidada ante la posibilidad de competir contra un equipo exitoso como el de Cal Poly (Meagan Boyd, uno de los miembros de su equipo, fue finalista en un concurso internacional de debate en español el año pasado), sino que también combatía su miedo a hablar en público.

"No estaba segura si sería capaz de hacerlo", dijo, y calificó el proceso de preparación como frustrante y difícil. "Decidí competir pero todavía tenía miedo de hacerlo”.

Tanto el equipo de Cal Poly como el de Hancock tuvieron dos semanas para prepararse para el debate: debatir sobre las virtudes del nativismo contra los Derechos Humanos Universales. A diferencia de la investigación académica tradicional, Elisa Velasco, miembro del equipo, dijo que el proceso de investigación y preparación era mucho más intenso y requería mucho tiempo.

"Con este estilo particular de debate, tienes que dar evidencia muy específica que a veces es difícil de encontrar", dijo. "No tienes que investigar solo para formular tu argumento, sino también para los contraargumentos".

Dos equipos de Hancock - uno compuesto por Rojas y Velasco, y otro compuesto por Jennifer Camacho Tiburcio y Erick Ramírez Medina - avanzaron a la final de su primera competencia, colocándose en primer y segundo, respectivamente.

"Competir con una universidad como Cal Poly, que tiene un programa de debate establecido, no hubiera sido posible sin el apoyo constante de nuestros profesores y el trabajo colectivo que hicimos como equipo", dijo Rojas. "Tuvimos muy poco tiempo y no sé cómo lo logramos. Todos dedicamos esfuerzo y valió la pena".

0
0
0
0
0