052617 smv bi-lingo 01 (Spanish)

Por primera vez, el Club Rotaract del Valle de Santa María, el Consejo de Alfabetización de la Costa Central y la Biblioteca Pública de Santa María se han unido para ofrecer a la comunidad una forma divertida de aprender un segundo idioma a través del programa “Bi-Lingo”.

Las personas que hablan inglés y/o español, independientemente del nivel de desempeño, ahora tienen la oportunidad de practicar sus habilidades de conversación en ambos idiomas en un ambiente relajado y cómodo sin el compromiso de completar cursos de aprendizaje.

Por primera vez, el Club Rotaract del Valle de Santa María, el Consejo de Alfabetización de la Costa Central y la Biblioteca Pública de Santa María se han unido para ofrecer a la comunidad una forma divertida de aprender un segundo idioma a través del programa “Bi-Lingo”.

El programa comenzó oficialmente el jueves en la biblioteca con un grupo de aproximadamente seis participantes. Se reunirán el segundo y cuarto jueves de cada mes de 6-7pm. Los organizadores esperan que los participantes adquieran conocimientos sobre ambos lenguajes, y dar un paso en la dirección correcta para colmar la brecha lingüística en la comunidad.

"En los últimos años, los miembros de la comunidad han expresado la necesidad de grupos de conversación en español", dijo Laura Arteaga, directora ejecutiva del Consejo de Alfabetización de Costa Central, quien explicó que la idea nació desde hace tres años.

"Está abierto a la comunidad gratuitamente, para los hablantes de inglés, (y para quienes no lo hablan, pero la idea principal es para que quienes solo hablan español puedan interactuar con quienes hablan inglés y fomentar las habilidades de la lectura en inglés y así facilitar a los hispanohablantes navegar en situaciones cotidianas como interactuar en las escuelas, tiendas, servicios financieros, centros de transporte y oficinas gubernamentales", dijo Arteaga.

El programa Bi-Lingo se enfoca en un currículo de adquisición de lenguaje básico y conversacional para cada idioma, y contará con dos o tres temas durante cada reunión. Cada tertulia comenzará con un tema permanente llamado "Saludos" para asegurarse de que todos se conozcan y se sientan cómodos.

"El programa está diseñado a un nivel básico para permitir la participación de personas que dominen el inglés y las personas con fluidez en español o incluso cualquier otro idioma", dijo Arteaga. "Uno de lis propósitos del programa es involucrar a hablantes de inglés fluidos con la comunidad que no habla inglés para construir relaciones positivas en la comunidad".

El jueves por la noche, el programa Bi-Lingo comenzó con la práctica del vocabulario y la conexión de sustantivos, verbos y adjetivos en una oración, centrándose en los temas de entretenimiento y terminología para el lugar de trabajo.

"Vivimos en una comunidad hispana”, dijo Alex Magaña, presidente del Club Rotaract de Santa María Valley. "La incapacidad de comunicarse en ambos idiomas para una persona que no es bilingüe, es reflejada cuando se nos dificulta avanzar o subir de nivel en nuestras profesiones”.

En cada reunión de Bi-Lingo, el segundo y cuarto jueves del mes, los participantes se reunirán en la biblioteca de 6 a 7 pm, y aprenderán sobre distintos temas. Se formarán grupos que analizarán diferentes temas en ambos idiomas. Hay tabletas digitales disponibles que donde los participantes pueden ver a un facilitador competente en inglés y español que les brinde asistencia en la pronunciación y el aprendizaje.

"Estamos tratando de personalizarlo", explicó Magaña. "El facilitador puede hacer una pregunta en inglés y esperar una respuesta en español, o viceversa. Es un flujo realmente orgánico de conversación y cómo los diálogos se originan". Ella añadió: "Así es como se traduce en la vida real; usted no tiene un traductor todo el tiempo. Queremos dejarlos explorar y decir palabras y frases entre ellos y obtener retroalimentación en un entorno de agradable.

Magaña y Arteaga explicaron que un problema que se ha visto localmente es la falta de confianza de los participantes de ambos lados de la comunidad en inglés y español para inscribirse en cualquier clase de idiomas, ya sea a través del Hancock College o de cualquier otro lugar.

Este programa no es un curso, explicó Magaña. "Tengo la sensación de que nuestro programa crecerá".

El Club Rotaract es un centro de servicio comunitario. El club se ha comprometido a proporcionar seis meses de materiales y apoyo para el programa Bi-Lingo, y espera que el Consejo de Alfabetización pueda asumirlo completamente a final del año.

0
0
0
0
1