LOS ANGELES (AP) — Kelly Marie Tran todavía no puede creer que está en una película de Star Wars.

La debutante de 28 años estaba a punto de renunciar a su sueño de ser actriz cuando obtuvo un papel estelar en "The Last Jedi” (“Los últimos Jedi”).

Así que después de pasar años esforzándose esperanzada y realizando trabajos temporales, Tran ahora es una estrella de cine — el tipo de persona que se toma de la mano con Laura Dern en eventos de prensa y considera a Gwendoline Christie una buena amiga.

"¡Yo sé! Déjame pellizcarme un momento", dijo Tran con evidente emoción. "Solo estoy tratando de mantenerme presente y realmente vivir cada momento. Se siente como un imposible, como si fuera un gran sueño".

Tran salió de la oscuridad para interpretar a Rose Tico, una mecánica de la Resistencia, en "The Last Jedi". Rose idealiza a luchadores de la Resistencia como el piloto Poe Dameron y el ex Stormtrooper Finn, pero hace su propio trabajo entre bambalinas.

"Ella nunca ha sido alguien que ha estado bajo la luz de los reflectores", dijo Tran de su personaje. "Y entonces vemos cómo es arrastrada al frente de la acción y cómo lidia con eso".

Suena como su propia experiencia en este momento.

"Totalmente, 100%", dijo con una gran sonrisa.

El director Rian Johnson la encontró tras "una enorme y exhaustiva búsqueda por casting" que incluyó a actrices conocidas y desconocidas.

"No sé, Kelly sencillamente me pareció la persona que estaba buscando para el personaje", dijo el cineasta. "Quería a alguien que ... uno no necesariamente imaginaría como un gran héroe de Star Wars. Arrojarla a la mezcla y que veamos el mundo a través de sus ojos".

John Boyega, quien interpreta a Finn, dijo que le pareció que Tran tenía algo especial desde el proceso de las audiciones.

"Hicimos lecturas juntos y fue obvio desde el principio que era la chica correcta para el papel", dijo.

Tanto Boyega como Daisy Ridley (Rey) eran actores relativamente desconocidos cuando se unieron al universo de Star Wars en "The Force Awakens" (“El despertar de la fuerza”) de 2015, y Tran dijo que han sido para ella como guías espirituales mientras navega un nuevo mundo de compromisos internacionales y una fanaticada casi religiosa.

"Fue una experiencia tan extraña", dijo. "Es como tomar la prueba de conducir o terminar con un novio, que puedes llamar a alguien y decir, 'Ey, ¿recuerdas cuando ocurrió eso?'. Es realmente como tener a otras dos personas con las que puedes hablar al respecto".

La familia de Tran también la ayuda a mantener los pies sobre la tierra. La actriz dijo que sus padres, quienes inmigraron de Vietnam, crecieron lejos de Star Wars y de Hollywood.

"Pienso que el hecho de que mi familia no sea para nada parte de esta industria realmente ha ayudado", dijo la actriz. "Voy a casa y mi mamá me dice 'lava los platos', tú sabes, y es simplemente maravilloso".

Tran, sin embargo, es una californiana que creció rodeada por la cultura pop, aun cuando no se vio muy reflejada en ella. Ahora disfruta el haber tenido la oportunidad de interpretar a una heroína de Star Wars como una mujer asiática-estadounidense.

"Recuerdo que cuando era muy pequeña sentía la necesidad de ver a alguien que fuera como yo hacer algo imposible", relató. "Quería verme como todos los demás en las películas y los libros y los programas de TV, y como no había nadie como yo, quería cambiar”.

“Pienso mucho en eso”, añadió. “Pienso mucho en la idea de todos estos niños y lo que sería este mundo si todos tuviéramos tanta seguridad como para no querer ser alguien más. Así que significa mucho para mí".

———

La reportera de AP Lindsey Bahr contribuyó a este despacho.

———

Sandy Cohen está en Twitter como www.twitter.com/APSandy

Copyright 2017 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

0
0
0
0
0